fbpx
Envíos GRATIS en todos los pedidos solo península

Radiografía de… Verónica Echegui

Aquella Juani eterna es hoy la misma chica combativa, pero con la sabiduría de una anciana.

Este mes, hemos querido hacer coincidir esta radiografía con la celebración del 8M, así que nos imaginamos petando Madrid con la ganadora del Goya al mejor corto de ficción por Tótem Loba (lo puedes ver en Movistar+).

Se trata de un sutil y onírico alegato contra la violencia de género que no ha dejado indiferente a ningún miembro de la familia Ángela Navarro, y que un día como hoy queremos apoyar para que sepas de lo que te hablamos.

Te dejamos el trailer para abrir boca:

La moda y el cine

Arrancaríamos el fin de semana llevando a Verónica a Caixaforum a ver la expo Cine y Moda por Jean Paul Gaultier.

El genial modisto francés dio todo un punto de giro al feminismo convirtiendo a algunos intérpretes en hombres objeto solo a través de la ropa, haciendo evolucionar en tiempo récord los arquetipos masculinos y femeninos.

Un inciso: allí podréis ver la peluca-moño que Ángela Navarro diseñó para Miguel Bosé cantando Un año de amor, de Luz Casal en Tacones Lejanos, de Pedro Almodóvar.

¡¡Ese flequillo!!

Verónica lo sabe, y nos chifla. Sabe que el flequillo recto se inventó para ella; a pocas actrices le quedan tan acomodado como a ella.

No se lo dejaríamos crecer nunca, como también le aconsejaríamos no aclarar su cabello más de un castaño profundo.

El brillo que luce en algunas de sus películas no es de este mundo. ¿Y los labios? Siempre en tonos tierra y marrones… ¡Chapeau!

Café de celuloide

Después de la expo de Gaultier, ¿qué tal un capuccino en el Estupenda Café Bar.

Es el “local oficial” de la mítica serie Twin Peaks con su telón rojo y todo, por lo que esta admiradora del director de cine David Lynch disfrutaría de lo lindo entre las paredes de este local.

Hablaríamos de cine sin parar… si ella quiere, ¡claro!

Películas muy difíciles de encontrar

Es lo que hace a La Filmoteca un lugar tan especial donde puedes ver desde lo mejor de Berlanga hasta lo más inquietante del cine nórdico de los setenta.

Mañana día 9 nos veríamos con ella “That cold day in the park”, de Robert Altman, o la inquietante La cabina, de Antonio Mercero, el jueves 10. ¿Algún plan mejor para esta semana?

Puesta real

Sabemos que, viviendo en el campo, Verónica tendrá millones de ocasiones de deleitarse con los amaneceres y anocheceres, con el rocío entre las hojas de sus árboles y el despertar de sus ocas.

Aún así, queremos recordarle que una de las mejores puestas de sol del «Foro» es la que se ve desde los escalones superiores de los Jardines de Sabatini, en la Plaza de Oriente.

Seguro que lo disfrutaría casi tanto como en la sierra.

Sushi para todas

Como a nosotras, a Verónica le encanta el sushi, así que le llevaríamos al que para nosotras (y para muchos japoneses que recalan de turismo en Madrid), es el japo con la carta más conseguida de la capital: el Miyama de la calle Flor Baja.

Además, está a un paso caminando del Palacio de Oriente. No se podrá quitar de la cabeza el Gindara (bacalao de Alaska) horneado al miso, o esa ensalada de espinacas con salsa de sésamo.

Femenino singular

Preparamos el que para nosotras sería su estilismo ideal: pantalones wide leg (los de Na-kd nos encantan) con botas Doctor Martens en color marrón como las 1460 Crazy Horse, y el jersey Felder, de Isabel Marant.

Para la noche, nos la imaginamos con un vestido corto con estampado de primavera.

Visitar a nuevos habitantes

Verónica Echegui adora a los animales.

Por eso la llevaríamos al Santuario Peludos Madrid. Está protectora-santuario se ubica en el pueblo madrileño de Serracines y en ella viven y se recuperan perros, conejos, cerdos, gatos, asnos, vacas y animales exóticos.

Visitaríamos a los habitantes de Peludos para conocer la labor que hacen con la misión de construir para ellos un hogar libre de explotación y abandono.

Vitaminas a todas horas

Para preparar el papel de Yo soy la Juani, Echegui, que es descendiente del Premio Nobel de Literatura José Echegaray, estuvo preparando su personaje trabajando en un puesto de frutas y verduras.

Bigas Luna, el director de la cinta, buscaba a una chica que no fuera actriz, y aunque Verónica lo era, consiguió el papel.

Nos pasearíamos con ella por el mítico Mercado de Maravillas, proyectado por el arquitecto Pedro Muguruza en los pasados años 30.

Publicaciones recientes

Toca cambio de armario

Y no solo de ropa, ¡también de cosmética! Es el momento ‘pereza’ para muchas, y uno de sus preferidos para otras. En cualquier caso, tirar

Leer Más >>

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe 10€ canjeables en tu próxima compra.

Tenemos mucho que contarte: contenido de tu interés, novedades, regalos y atención exclusiva para ti.

Compartir este post: