¿Encrespamiento o ‘frizz’?

encrespamiento y frizz

O lo que viene a ser lo mismo, porque ambos términos significan exactamente que el pelo se expande al universo como una pompa de jabón, y que eres incapaz de domarlo. Uno es en castellano y el otro, en el idioma de Shakespeare.

¿Quieres saber cómo acabar con él en cualquier idioma? Aquí te lo contamos; este es nuestro decálogo de trucos de experta más codiciados:

Santa María la Real de la Toga

Tiene más años que ‘carracuca’, pero ninguna técnica peluqueril ha sido capaz de desbancarla si lo que quieres es alisar tu pelo en casa y no te gusta utilizar las planchas.

¿El primer paso? Quita el exceso de humedad primero con la toalla (sin frotar, por favor, sólo apretando entre los dedos) y luego con el secador, y coloca un rulo ancho en la coronilla con el cabello enrollado en él hacia atrás.

A continuación, peina todo el resto del cabello hacia un solo lado mientras vas sujetándolo con pinzas. Depende de la longitud de tu melena, necesitarás dar una o dos vueltas. Deja secar al aire una hora, y dale la vuelta. Espera otra hora.

Si quieres rebajar el tiempo de espera, ayúdate aplicando el secador de mano por toda la cabeza. Suelta y verás.

una mujer con el pelo secado al viento.

Si llueve, guarda el secador

Porque no te servirá de nada. Si te secas el cabello y dejas un ápice de humedad en él, en cuanto salgas a la calle lluviosa se te hinchará como un globo. Seca sólo la raiz para que no te enfríes y aplica un tratamiento superhidratante.

Bendito frío…

Este sella la cutícula capilar (cierra las escamas de la fibra), por lo que te aconsejamos terminar el ‘shampoo’ con agua fría. Y una vez completo el ‘brushing’, pasa el secador con aire frío por todo el cabello.

Si tienes una melena densa o un cabello muy rebelde, no dudes en enfriar los mechones alisados, uno a uno, mientras te vas secando y peinando. ¡Este es un truco infalible!

Mejor un cepillo pluscuamperfecto

Existen muchísimos mitos sobre los cepillos que debemos utilizar para alejar el encrespamiento, pero uno de los consejos que te damos es que sean de cerdas naturales y que combinen unas más largas con otras más cortas.

El ‘frizz’ no es más que falta de hidratación

Imagina la corteza de una de tus unidades capilares. Esta se conforma igual que las escamas de un pez: todas hacia el mismo lado. Cuando se encuentra reseca, esas escamas se hinchan y, como están muertas de sed, se disparan buscando la hidratación.

Además de estar desbocado, el cabello pierde su brillo, porque esas escamas desordenadas no son capaces de reflejar la luz (compara una piedra, de aspecto rugoso, con un cristal impoluto…).

Dedica tiempo a la hidratación. Hazte con un tratamiento con buenos principios activos y el mínimo de aditivos. Envuelve la cabeza en papel ‘film’ (plástico) y deja actuar 15 minutos. Aclara.

tratamiento anti frizz cabello

Espolvoréate antes de salir

Hazlo con un spray especial antiencrespamiento o con una laca con el mismo objetivo. Abre rayas en la melena y aplica de medios a puntas; no lo hagas sólo en la zona exterior porque si se hincha por dentro, la melena se hinchará al completo.

No dejes que el pelo quede blando

Para eliminar el ‘frizz’ y que el cabello no quede “blando” y con peso, es mejor que utilices un champú normal y un acondicionador específico sin aclarado que ponerte una mascarilla nutritiva y ningún producto de peinado.

La razón es que es mucho mejor incidir (y proteger) directamente sobre la fibra sin aclarar que hacerlo antes.

Trenza y tricota

Cuando llegues a casa en invierno, aplica un sérum de brillo en medios y puntas, haz una raya al medio y recoge todo el cabello en una trenza o en un moñito de bailarina en la nuca. Al día siguiente no podrás creer lo impecable de tu fibra.

Dale al rizo

Aunque parezca un contrasentido, rizar de manera artificial tu cabello es uno de los mejores trucos que existen, así que aprende a manejarte con las tenacillas los días de lluvia sobre un cabello previamente bien hidratado. A veces es mejor ir a favor que a la contra.

No lo laves a diario

El uso diario del champú, por muy suave que sea, impide que el cuero cabelludo segregue en total libertad todos los aceites y grasas naturales que lo protegen, a él y a la cutícula. Nuestra recomendación es lavarlo de 2 a 3 veces por semana.

champú de calidad para cabello largo

Y si pones alguno (o varios) de estos trucos en marcha, por favor, no dejes de compartirlo con nosotras aquí.

¡Y feliz humedad otoñal!

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*