Pelo de peli: Farrah Fawcett

Lo suyo ahora se llama “corte de mariposa”, pero lo cierto es que soñamos con él desde los 80. Enmarca la cara como ninguno, es femenino, sexy y maravilloso. Todo a una.

Farrah hizo muchas pelis, pero la que se nos quedó clavada fue su papel en la serie ‘Los ángeles de Charlie’, cuando las entregas semanales de ficción eran una ‘delicatessen’ a consumir poco a poco. Tanto que hasta Mattel fabricó la “Barbie Farrah”.

Farrah irrumpió en nuestras vidas con un secador de pelo bajo el brazo. Puso de moda en todo el mundo (lo que hoy llamamos viral) el “brushing”, desterrando el rulo en cuestión de semanas y pasándolo a mejor vida.

Peluqueros de todo el mundo tuvieron que apuntarse a cursos exprés de “brushing” y tutoriales sobre cómo hacer rotar el cepillo redondo a velocidad de crucero (sí, exactamente como si estuvieran arrancando una moto) si no querían perder a sus clientas.

Jill Munroe, nuestra heroína y ex-policía, cambiaba su identidad en muchos capítulos al servicio de su profesión de detectiva privada junto a sus compañeras Kelly (la guapa) y Sabrina (la que no se andaba con chiquitas). Pero además nos gustó el pelazo de Farrah en estas otras:

Alex, en ‘Saturno 3’

Ambientada en la luna III de Saturno y en un futuro más bien lejano, Farrah interpreta a una asistente científica que trabaja con la misión de desarrollar alimentos para un mundo terrícola que sufre de hambre.

Con un estilo entre Barbarella y María Antonieta en algunas escenas, y una melena más lisa y con flequillo en las que le toca correr y gritar, seguimos siendo fan de su imagen.

Aunque lamentamos contar que, aunque ella seguía encandilando a la audiencia a golpe de onda, la película y su interpretación se llevaron algún premio de los que ahora llamamos ‘limón’.

Joan Robinson, en ‘Asesinato en Texas’

Farrah interpreta aquí a la esposa de un cirujano plástico un poco ‘gore’. La vemos inédita, siempre con su melenón recogido, tanto con una cándida cola de caballo tirante como con un estilo más relajado, para interpretar a la ingenua y bondadosa Joan.

Sólo en las últimas escenas, Joan-Farrah luce unos rizos algo ‘wet’ en algunas escenas de las que no queremos hacer ‘spoiler’.

Lily Malone en ‘Hasta que vuelva’

En esta película del año 2000 comprobamos cómo la actriz es fiel a su estilo a pesar de que han pasado casi 30 años desde ‘Los Ángeles de Charlie‘. Junto a nuestro adorado Keith Carradine, protagoniza a una mujer que encuentra un amor otoñal.

Un corte a capas en una media melena con onda que no renuncia a las reminiscencias ochenteras nos parece un acierto. Su color, algo más dorado que de costumbre.

Jessie Dewey, en ‘Camino al cielo’

En este drama sureño de Robert Duvall, la infiel Jessie, interpretada por Farrah, luce una suerte de ‘mullet’ corto que le sienta muy bien.

A sus 50 años, la actriz se corta la coleta para dar vida a la mujer de un predicador al que hacer huir de casa y cambiar de identidad. El estilo noventero de Fawcett no deja a nadie indiferente.

Barbara Hutton, en ‘Pobre niña rica’

Nos encanta Farrah aquí, dando vida a la famosísima aristócrata y socialité americana de los años 40. Nos gusta su tono de pelo, beige con matices nacarados, y esas ondas al agua, esos estilos tan ‘old hollywood’ y esos recogidos ‘princess’ que le sientan tan bien.

Un casting maravilloso y un papel que sabemos que fue uno de los más queridos por ella, para esta mujer que siempre tuvo un aire de nostalgia en su rostro.

Si quieres ver más “Pelo de peli”, te recomendamos nuestro post con Penélope Cruz.

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*