Pelo de peli: Emma Stone

Siempre nos habíamos rendido a sus pies, pero desde que la vimos en ‘Pobres criaturas’ le hacemos el pino puente con voltereta. Menudo papelón hizo Emma, y qué lecciones nos han dado, tanto ella como su director, en esa fábula sobre dejar ser.

La chica de Arizona es una de nuestras pelirrojas favoritas, la del brillo en los ojos y en el pelo, la de la mirada enorme y la gran combatiente en la lucha contra el cáncer colaborando en todo lo que puede para concienciar sobre esta enfermedad.

Pero no sólo eso. Es que también es activa en promover un planeta más limpio y sano, en dar voz al autismo o en apoyar a mujeres víctimas del maltrato y la discriminación.

Hacemos un repaso a su look en las diferentes películas, porque la imagen, en cualquiera de las caras del crisol, es lo que mejor se nos da (y lo que más nos gusta, por supuesto).

Bella Baxter, en ‘Pobres criaturas’ (Óscar)

No podría tener el personaje de Emma un nombre más apropiado, ese ser tocado por la mano de un genio que la construye sin juicio (sin autojuicio más bien), lo que la convierte en un ser adorable que nos permite ver lo difícil que es mondar hasta la última capa de nuestras personalidades, tan sociales ellas.

A lo largo de las cientos de escenas de este cuento gótico, la evolución de Bella se recrea sobre una imagen inquietante (imprescindible ese negro casi azulado de su pelo) a la que vamos amando más con cada minuto de metraje.

Mia Dolan, en ‘La ciudad de las estrellas. La La Land’ (Óscar)

La gran mayoría del público la conoció (y la consagró) en este musical de corte clásico y hechuras románticas en el que baila y canta como interpreta: con maestría. Y lo hace junto a un Ryan Gosling con el que saltan chispas.

La ambiciosa Mia no podía lucir otro estilo que un clásico bob a los hombros en su color favorito (y el nuestro): un cobre de matices tizianescos que la hace irresistible.

Abigail, en ‘La favorita’

Una de nuestras películas favoritas de las que ha elegido Emma. Siglo XVIII, época de la reina Ana de Inglaterra, y otra mujer ambiciosa en el portfolio de caracteres de nuestra heroína.

El peinado pluscuamperfecto y barroco de su sirvienta que sueña con aposentos mejores es una obra de arte, si bien. nos sirve para corroborar que el tono rubio no es para Stone.

Eugenia “Skeeter” Phelan, en ‘Criadas y señoras’

En esta película parece como si le hubiera robado el look a la Nicole Kidman señora de Cruise. Emma se rinde a los rizzi para este personaje que evoluciona al ritmo de su cabello. El cabello empieza a virar hacia los tonos cobres, pero todavía presenta destellos de dorado.

La ilustrada del grupo tiene el aspecto de una niña inocente más lista de lo que ella misma cree, y su rebelde cabellera está recogida (casi) siempre en un tímido semi-lazo.

Sam Thomson, en ‘Birdman’

El platino poligonero de su personaje en este film nos demuestra que, aunque ese no es su tono, definitivamente, el corte sí lo es. Con un look a lo Blondie pero virando hacia los 90, los ojos de Emma se clavan en la pantalla en uno de los mejores papeles de su vida.

Ese flequillo asimétrico y degradé que nació con el siglo se quedo congelado en nuestras retinas para siempre gracias a personajes como este, que no se despeina cuando tiene que decir a su padre en la ficción (Keaton) cuatro verdades.

¿Te gusta nuestra sección ‘Pelo de peli’? ¡Comprueba en nuestro blog que no te has perdido ningún post!

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*