Menopausia, feliz en tu piel

una mujer sentada en una silla leyendo un libro.

Para muchas, esta etapa es una de las mejores de la vida. Y no, no es ni broma ni condescendencia. Se está en el pico más alto de experiencia, sabiduría y seguridad, las obligaciones sociales se han relajado, y posiblemente las económicas también.

Además, seguro que te has ido pertrechando con un buen taller lleno de herramientas que sacas a discreción según el momento y la necesidad.

Es que lo es. Así que si te has hecho mayor o estás oteando el horizonte, has de saber que no estás sola, ni mucho menos. Somos multitud las que queremos seguir estando bien por los siglos de los siglos. Amén.

Porque al margen de las arrugas, a la mayoría de nuestras clientas (como a nosotras) lo que les preocupa es sentirse activas, ligeras y con ganas de seguir comiéndose el mundo.

Quieren continuar disfrutando de la vida con la mejor versión de ellas mismas. Por eso hoy venimos a sacar del armario a la menopausia, ese otro tabú a derribar.

Feliz en tu piel

Nuestro negociado es el bienestar y la belleza, por eso te presentamos todos los activos que, tanto desde dentro de tus cremas como en tu alimentación, te van a hacer la vida mucho más fácil.

Antes de enumerar a los 10 magníficos que te van a hacer la vida (y la piel) más fácil, te contamos que lo que le ocurre es que, al descender los estrógenos, va a perder agua y, por tanto, su confort.

También podrías notar afecciones que jamás has tenido, como la rosácea, el acné adulto o cambios en el tono. Si mantienes el equilibrio de la piel, verás cómo ahuyentas cualquier novedad no deseada.

¿Cuándo? Si la edad media es alrededor de los 50 años, los primeros cambios los notarás unos 5 años antes. Cada mujer es un mundo, y la peri-menopausia (sus alrededores) puede darse entre los 40 y los 55.

Aquí va el abecedario de oro. Nunca mejor dicho:

Aceite de ricino

Seguramente te suena de aquellas cucharadas que se daba a los niños como vitamina, igual que el de hígado de bacalao.

Pues bien, proviene de una planta que se llama “ricinus communis” y que es un tesoro de vitamina E y antioxidantes. Búscalo en tus cremas, y también en tus capilares.

Nuestro tratamiento capilar de la línea ADAPTA (que puedes personalizar con cualquiera de nuestras ampollas ‘rescate’ lo incorpora. ¡Dale un ‘shoot’ de vida a tu melena!

Aceite de Rosa Mosqueta

Ninguna planta ni flor es capaz de nutrir y alimentar la piel como lo hace ella porque está cargada en un 80% de ácidos grasos esenciales poliinsaturados, concretamente de linoléico, linolénico y oléico.

¿Su función? Participa en la regeneración de los tejidos y el crecimiento celular, por eso se utiliza en medicina y enfermería para recuperar la piel en cicatrices, quemaduras o posoperatorios.

La razón es que es capaz de activar los fibroblastos para que hagan su labor de producir colágeno a toda pastilla. ¿Qué tal si pruebas el Aceite de Rosa Mosqueta de ADAPTA?

una botella de aceite esencial sobre un fondo blanco.

Ácido hialurónico

A esta edad, la barrera protectora de la piel se hace más débil, por lo que la piel tiende a perder agua y grasas, pues no es capaz de retener estas sustancias en su interior como lo hacía antes

Es la razón por la que debes intensificar la aplicación de hidratante. Pero también el ácido hialurónico se convierte en clave para retener todo el agua posible, que es lo que hace este activo-esponja.

Nosotros lo presentamos en forma de sérum para que lo apliques a diario, entre la limpieza y la hidratación.

una mujer sosteniendo ácido hialurónico AD

Glicerina

Se necesita a todas las horas y a todas las edades, porque es uno de los humectantes más potentes que existen. Si algo caracteriza a la madurez es la falta de hidratación, la jugosidad. Y la glicerina es capaz de mantener intacta la hidratación natural de la piel.

La encontrarás en el sérum de vitamina C de nuestra línea Adapta.

una mujer sosteniendo una botella de cabello en sus manos.

Manteca de karité

El árbol del que proviene puede llegar a vivir hasta tres siglos. Con eso, no hay mucho más que decir. Que la manteca que se extrae de sus “nueces” tiene una cantidad de propiedades y vitaminas indescriptible.

Lo lleva nuestra facial nutritiva antiedad. No sólo nutre en profundidad las pieles más secas, sino que a las grasas les regula la producción de sebo.

una persona que sostiene un tarro de crema en sus manos.

Retinol

Es un derivado de la vitamina A (su forma oral es la isotretinoína), y uno de los más potentes activos para regenerar la piel. Pero tiene un “pero”: su reactividad.

Por suerte, acaba de llegar al mercado su homónimo vegetal y, por tanto, mucho más amable con la piel: el bakuchiol. Fue llegar a nuestros oídos y fabricar el nuestro.

una mujer sostiene una botella de antioxidante.

Vitamina C

Definitivamente, es el antioxidante más potente que existe. Es capaz de frenar la acción de los radicales libres (que tienen que ver con los efectos de agentes como el sol, el tabaco, el estrés o la polución en la piel).

La aplicación diaria de este suero (¡como el nuestro!) consigue devolver la vitalidad y la luminosidad a la piel. Esta se tonifica y se vuelve más jugosa porque tiene la protección y el refuerzo que necesitaba.

Vitamina E

También conocida como tocoferol. Es otro de los más potentes antioxidantes que existen, porque además, promueve la renovación de la piel.

Se encuentra (¡de nuevo¡) en nuestro sérum de vitamina C y en nuestro aceite de almendras dulces que, además de un altísimo contenido en esta vitamina, lleva grasas monoinsaturadas.

Aceite de almendras

Y en la despensa…

Hierro

Casi no hace falta que hablemos de este mineral obligatorio porque es, ni más ni menos, el que transporta el oxígeno a todo el organismo. Búscalo en la proteína animal como la carne bovina, los huevos y las legumbres.

Magnesio

Tienes suerte, porque el alimento con más alto contenido en este mineral imprescindible para mantener el buen estado de huesos, cartílagos y articulaciones es el chocolate. Como lo lees.

Le siguen los frutos secos como las almendras, las nueces o las avellanas, y las verduras de hoja verde como las espinacas, las acelgas o los berros.

Cada etapa de la vida requiere unos cuidados diferentes. Si estás en la peri-menopausia, o ya te has zambullido en ella, ábrete una mini-despensa para estos aliados llenos de superpoderes. Se trata de seguir siendo más tú que nunca.

Y, si te ha gustado lo que has leído, te recomendamos que escuches nuestro último podcast con Marta Marcé:

Pelo de peli: Emma Stone

Siempre nos habíamos rendido a sus pies, pero desde que la vimos en ‘Pobres criaturas’ le hacemos el pino puente con voltereta. Menudo papelón hizo

Leer más

TE PUEDE INTERESAR

Pelo de peli: Emma Stone

Siempre nos habíamos rendido a sus pies, pero desde que la vimos en ‘Pobres criaturas’ le hacemos el pino puente con voltereta. Menudo papelón hizo

LEER MÁS

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*