Tecnología por la cara

Ahora que la alta tecnología y las agujas están a la orden del día para mejorar la piel de tu rostro, te hablamos a las claras de todos los tratamientos que puedes hacerte en una clínica de medicina estética. Aquí van nuestros mejores consejos.

Precisamente por ser tratamientos cada vez más accesibles, debes estar muy bien informada acerca de lo que te van a ofrecer y qué resultado esperar. Aquí van nuestros favoritos, ordenados de menos a más invasivos.

Indiba

Esta tecnología lleva 30 años en el mercado. No hay famosa que no la haya probado… ¡y repetido! Es un tipo de radiofrecuencia perfecta que mejora la flacidez y la uniformidad de la piel; es un sistema indoloro (e incluso placentero); y además, es cero invasivo.

Diagnóstico de la piel 
Tratamiento indiba facial

Indiba Deep Care, el sistema más desarrollado, actúa sobre la dermis, la capa media de la piel, donde se encuentran las células llamadas fibroblastos. Estos son los fabricantes de colágeno y elastina de la piel, las sustancias que le dan turgencia y la hacen estar tersa y fresca.

Desde la primera sesión, notarás un efecto flash con una piel radiante, como si acabaras de volver de vacaciones. Después, irás notando paulatinamente cómo esos fibroblastos que se van activando, y a partir del mes encontrarás tu piel muchísimo mejor.

El resultado es una piel más densa, luminosa y tersa, con menos ojeras y el óvalo facial redefinido. Su efecto es acumulativo, por eso, lo ideal son 5 sesiones, 2 veces al año, en otoño y primavera, por ejemplo.

En Ángela Navarro trabajamos Indiba desde hace más de 30 años, así que no dudes en pedir cita aquí o en nuestro teléfono, 915 77 29 56. ¡Te encantará!

Láser e IPL

Lo primero que debes saber es que no son lo mismo. El Láser y la Luz Pulsada Intensa (IPL) son dos energías que se utilizan en aparatología estética y médico-estética, pero es importante entender la diferencia saber exactamente qué resultados esperar.

Así podrás saber cuál es mejor para tratar las manchas, las marcas de acné o acabar con una rosácea o una cuperosis… No consiguen, ni mucho menos, el mismo efecto ni se pueden aplicar en las mismas zonas del rostro.

Para resumir, cada tipo de láser o de IPL emite luz en una determinada longitud de onda que tiene la capacidad de penetrar más o menos profundamente en la piel llegando allí donde se requiere para conseguir diferentes resultados:

• Láser. Es una especie de “rayo ampliado”. Tiene una efectividad tan grande que también puede sacrificar piel sana. Es más eficaz para determinadas problemáticas, por ejemplo, es ideal para las manchas más resistentes.

En ese caso funciona muy bien el Q-Switch, que va desde 532 a 1.064 nanómetros (1.000 nanómetros, o el equivalente a 0,001 milímetros), que es especifico para lesiones pigmentarias porque va directo al cromóforo. Y para arrugas profundas, nada como un Fráxel, que llega a 1550 nm.

• IPL. Su haz de luz se desdobla en varias direcciones; y en esos milisegundos le da tiempo a enfriar la piel, por lo que es menos traumática y hay menos riesgos de quemar la piel sana. Es más selectiva que el láser, por ello es perfecta para ciertas manchas como los melasmas.

También es la preferida de los médicos estéticos para tratamientos de rejuvenecimiento y mejoría de la calidad cutánea porque actúa sobre arrugas finas, manchas y capilares dilatados (arañas vasculares).

Al estimular el colágeno, mejora también el aspecto general de la piel al reducir el tamaño del poro, lo que se hace visible a los 21 días de tratamiento.

Plasma rico en plaquetas

Con el fin de rejuvenecer el cutis, se puede inducir la formación de colágeno de una manera natural. El plasma rico en plaquetas se obtiene a partir de tu propia sangre mediante un proceso que incluye el centrifugado de una muestra, de la cual se extrae dicho plasma.

Posteriormente, este se aplica en rostro, cuello y escote con microinyecciones. Se recomiendan entre tres a cuatro sesiones al año y, a diferencia de los tratamientos con láser, puede realizarse en meses de mayor exposición solar sin efectos secundarios.

Toxina botulínica y ácido hialurónico

bótox y ácido hialurónico
  • Toxina botulínica. Los resultados más satisfactorios se obtienen en el tratamiento de arrugas de expresión del tercio superior del rostro: entrecejo, frente y región periocular. Su efecto dura entre 4 y 6 meses.
  • Ácido hialurónico. Se trata de una sustancia natural presente en todos los organismos vivos y en nuestro cuerpo; puede retener grandes cantidades de agua, y su uso es ideal para dar volumen y lubricar los tejidos.
    • Dependiendo de su peso molecular y de la profundidad a la que se inyecte, puede aumentar el volumen de pómulos, mentón o labios, perfilar los labios y tratar ojeras.

En general, elijas lo que elijas, te recomendamos que pidas tres presupuestos siempre a médicos o clínicas que pertenezcan a una asociación reglada como por ejemplo la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME).

Y, con la información en la mano, sólo te deseamos que disfrutes de tu belleza tal y como tú hayas decidido vivirla.

Pelo de peli: Emma Stone

Siempre nos habíamos rendido a sus pies, pero desde que la vimos en ‘Pobres criaturas’ le hacemos el pino puente con voltereta. Menudo papelón hizo

Leer más

TE PUEDE INTERESAR

Pelo de peli: Emma Stone

Siempre nos habíamos rendido a sus pies, pero desde que la vimos en ‘Pobres criaturas’ le hacemos el pino puente con voltereta. Menudo papelón hizo

LEER MÁS

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*