El cobrizo: rey de las fiestas

melena pelirroja

Al oro, el incienso y la mirra, nosotras añadiríamos otro metal: el cobre. Para nosotras es la verdadera majestad del Pantone, el color de Gaspar, y el más positivo de la paleta cromática capilar. Y ahora además ya no hay que renunciar a su fulgor todos los días del mes.

Pero antes de contarte cómo conservar ese brillo cálido y acaramelado, te queremos hablar de uno de nuestros tonos de cabello favoritos.

Todo fue culpa de la fogosa melena de Gilda, por eso desde entonces este tono se ha ligado a la femme fatale.

De su versión siglo XXI son muy responsables actrices como Jessica Chastain, Julia Roberts, Isabelle Hupert o Julianne Moore han hecho evolucionar el sambenito hacia la valentía y la elegancia.

Una brillante minoría

Estadísticamente, sólo un 0,65% de personas en el mundo son pelirrojas de verdad, quizá por eso resulta un tono tan atractivo.

Lo que les ocurre a estos cabellos es que les falta una sustancia que se llama eumelanina (castaño oscuro) mientras que, en su lugar, contienen feomelanina (granate claro).

Esta tonalidad es más común en la población del noroeste de Europa como en los escoceses (un 13%) e irlandeses (un 10%), y tenemos que decir que sus antepasados vikingos y celtas tienen mucho que ver.

Cuestión de matices

una mujer con un traje rosa con el pelo ondeando al viento.

Sea como sea, en ÁNGELA NAVARRO sentimos debilidad por este color que podemos virar hacia el anaranjado, el rojo, el fresa o el granate, según los gustos y las alturas del tono natural del cabello.

Se trata de un color imposible de conseguir con tinte semipermanente, a no ser que se tenga una base de rubio claro y se mantenga a base de retoques quincenales.

Quizá inspiradas por este tono mágico creamos el año pasado nuestra línea COLOR +, de ADAPTA, un pigmento para añadir al champú o al acondicionador con objeto de que cada vez que se lave siga manteniendo el brillo y la intensidad.

Y en este caso, con más razón, ya que los cobrizos se oxidan rápidamente debido al peso molecular de los pigmentos de este color, con lo que el cabello va atender a “escupirlo” con más facilidad. Por eso, con la ayuda del pigmento, un cobrizo dura impecable unos 7 lavados.

Nuestra coach de color es un ‘crack’

Cuando lanzamos COLOR +, hicimos una presentación a la prensa de belleza a la que invitamos a nuestra experta en color más querida: Duduyemi Afuye, una coach especializada en comunicación y expresión a través del color a quien también tuvimos el placer de tenerla en nuestro podcast.

No te queremos desvelar nada sobre su trabajo, pero sí decirte que ha cambiado la vida de muchas personas a las que ha enseñado a encontrar sus colores compañeros de camino, y también aquellos a los que hay que mantener a raya. Para que la contactes ¡y lo compruebes por ti misma!

¿Por qué no empiezas por animarte a virar a cobriza? Tenemos una buena noticia para indecisas y temerosas: si no te encuentras delante del espejo, nos comprometemos a virarlo a castaño en 24 horas. ¿Trato hecho?

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*