fbpx
Envíos GRATIS en todos los pedidos solo península

¿Por qué cambia tu pelo teñido?

El cabello teñido muta entre visitas al salón. Te explicamos por qué.

Seguro que no es la primera vez que te lo preguntas. ¡Te lo contamos!

Es un clásico. Sales perfecta de la peluquería, con un cabello brillante, fuerte, ultrapulido (ya sea liso o rizado), y a los cuatro lavados, te preguntas por qué se encuentra apagado, y sus matices han virado por su cuenta a otros que no reconoces. ¿Te suena?

Y sí, nosotras quisiéramos que pudieras pedirnos ese tono que te fascina y mantenerlo intacto hasta que volvieras a venir a vernos, pero el mundo del color es eso: un mundo, y los matices toman caminos inesperados.

Según nuestra experta colorista Teresa Jurado, «el tinte es un producto que se va oxidando y va perdiendo esa pigmentación, sobre todo ahora que vamos de cara al verano», explica.

¿Quieres saber cuáles son las «mutaciones» más frecuentes?

Platinos y blancos

Son legión las mujeres que aprovecharon el confinamiento para descubrir que sus canas sin teñir podían ser bien bonitas, pero también para comprobar que si no se cuida con detalle estas pueden virar a amarillo, sobre todo cuando el cabello es más largo.

La razón es que la pérdida de melanina en los cabellos blancos debilita su matriz (aquella es como un forro protector), y toma colores indeseados.

El asunto clave con los cabellos decolorados o platinos es que, al quedar tan porosos tras la decoloración, son extremadamente vulnerables a cualquier químico.

¿Has visto alguna vez salir a alguien de la piscina con el pelo verde? La razón es esa, y en el caso de las piscinas, algunos productos derivados del cloro así como ciertas micro-algas que se utilizan en ellas producen ese efecto.

Y precisamente ahora que están tan de moda los tonos pastel, hay que ser muy cuidadosas con la protección del color para que se mantenga el máximo tiempo posible en su matiz genuino.

Cabellos castaños

El problema más común al que se enfrentan los castaños, tanto claros, medios u oscuros, cuando se va lavando el cabello es que se apaga el color, tendiendo a aclararse, perdiendo vida y mostrándose opaco«, cuenta Teresa Jurado.

«Incluso algunas veces puede virar a rojo, porque de por sí el cabello tiende a irse hacia ese color», remata la experta.

Atención pelirrojas

Las mujeres amantes del cobrizo son las que lo tienen más difícil porque la molécula del pigmento rojo, en todas sus variedades, es la más grande, por lo que es la primera que el cabello va a «escupir».

Ese pigmento anaranjado “fantasía” se pierde, virando hacia rubio e incluso a dorado. Para volver a resaltar esa intensidad, ese gloss, hay que actuar desde los primeros lavados.

La copla de las morenas

«Con los lavados y el sol, el color moreno pierde ese brillo tan intenso y bonito de los tonos oscuros, quedando como pardo», dice la colorista.

Y es una pena, porque la mayoría de las mujeres que eligen ese tono para colorear su cabello lo hacen precisamente buscando la intensidad de un aspecto natural.

Nuestra recomendación general a priori es que no le apliques un agua de lavado excesivamente caliente y que tengas cuidado con las herramientas de peinado, protegiéndolo muy bien.

Pero la verdadera solución se encuentra en la ciencia de la colorimetría y en cómo se neutralizan los colores antagonistas entre sí…

Estad muy atentas próximamente a nuestro blog, porque tenemos ahora mismo en el horno algunas sorpresas que os van a encantar.

Publicaciones recientes

Toca cambio de armario

Y no solo de ropa, ¡también de cosmética! Es el momento ‘pereza’ para muchas, y uno de sus preferidos para otras. En cualquier caso, tirar

Leer Más >>

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe 10€ canjeables en tu próxima compra.

Tenemos mucho que contarte: contenido de tu interés, novedades, regalos y atención exclusiva para ti.

Compartir este post: