Peinados rápidos para esta noche

La Nochebuena ya ha venido y nadie sabe cómo ha sido. ¿Cada año llega más rápido o es una sensación que sólo tenemos nosotras? ¿y cada vez tenemos más frentes abiertos y menos tiempo que dedicarnos, o también lo vemos sólo en esta familia?

Sea como sea, tanto si la respuesta es afirmativa como negativa, nos ha parecido interesantísimo y practiquísimo proponerte cuatro ideas de peinados que te den un toque diferente esta noche, y que te puedas hacer en dos minutos máximo.

La ‘ponytail’

O lo que viene siendo la cola de caballo de toda la vida. No hay opción que favorezca más con el menor tiempo posible de dedicación. Sólo requiere una melena, como mínimo, al hombro, y un cabello no demasiado rizado.

Ingredientes: Un elástico del color del color de tu pelo, o en dorado, plata o rojo (o un tono que engame con tu estilismo), y un peine de púa estrecha. Fijador y sérum, opcional.

Elaboración: Peina todo el cabello hacia la coronilla teniendo en cuenta de que el efecto ‘lifting’ es mayor cuanto más arriba la ates. Sujeta con el elástico, peina la coleta y aplica dos gotas de sérum. Rocía con fijador por delante para que no se disparen los pelillos del nacimiento de la frente. ¡Y lista!

El ‘wet style’

Aunque su longitud favorita es el cabello corto, queda también súper elegante en melenas.

Ingredientes: Gel de peinado, y un peine de púas anchas.

Elaboración: Si se trata de un cabello corto, aplica gel de peinado (mejor de acabado sólido) en las puntas de los dedos, y peina con ellos el cabello hacia atrás, desde la frente hacia la coronilla. Para las sienes puedes utilizar el peine.

Para una melena, haz lo mismo pero, en lugar de aplicarlo con los dedos, pon primero el producto en el pelo y extiéndelo con el peine, también sólo por el frontal y hasta la coronilla. Luego ya despega de la raíz con la ayuda de las yemas de los dedos.

Puedes dibujar una raya a un lado para un look más ‘fifties’, levantando un pequeño tupé. Para asegurar la fijación puedes incorporar unos pasadores de ‘strass’ detrás de cada oreja.

Trenza doble

Conseguir este look un poco más rebelde es más fácil de lo que crees.

Ingredientes: Un peine de púa y dos elásticos.

Elaboración: Divide el cabello en dos secciones haciendo con la púa del peine a la altura de la nuca,.

Sujeta cada una de las 2 porciones de cabello con una goma. En cada una de ellas harás una trenza independiente. Sujeta con un elástico cada sección de cabello. ¡Y voilà!

Pañuelo multifunción

Ingredientes: Tu pañuelo de cuello favorito, a poder ser que tenga algún tono de tu estilismo, o uno liso que destaque con tu color de cabello.

Elaboración: Si quieres dedicarle a tu cabello la mínima expresión del tiempo y tienes una melena, como mínimo, al mentón, peina tu cabello hacia atrás, sujeta en la nuca con una goma, y haz un nudo alrededor con el pañuelo dejando las puntas caer por la espalda.

Si estás más inspirada y con ganas, o tienes el cabello más corto y no sabes qué hacer con un pañuelo en la cabeza, ponlo al bies (doblando los picos en diagonal) y toma cada uno de los extremos con una mano.

Retuerce el pañuelo sobre sí mismo girando las muñecas en sentido contrario una de la otra, y colócalo a modo de diadema sujetando en la nuca con un nudo, o haciendo lo mismo pero sujetando en la zona frontal central y remetiendo las puntas para dar un volumen efecto ‘turbante’.

Sea como sea, el caso el darle un ‘twist’ a tu estilo de todos los días. Son noches especiales, y una oportunidad para jugar con tu look. ¡Adelante y… sobre todo, Feliz Navidad!

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*