Nuestro bálsamo calmante ADAPTA: el todoterreno de la cosmética

En su origen, lo formulamos para calmar la piel del cuero cabelludo en pacientes oncológicos. Pero pronto supimos que es un imprescindible para todo tipo de pieles por su extraordinario respeto con la piel.

El día que formulamos nuestro Bálsamo Calmante ADAPTA para el cuidado del cuero cabelludo y la piel de los pacientes oncológicos, no sabíamos que llegaría a ser uno de nuestros best-sellers. Ahora pensamos que era de esperar porque lo tiene todo: es una emulsión superhidratante que se absorbe al instante y no deja residuo.

El favorito de todos

Con el paso del tiempo, nuestros clientes nos han ido confesando su adoración por él, por eso es uno de nuestros productos estrella, y una de las razones es su multitud de utilidades, tanto si te lo aplicas solo como combinado con alguno de los aceites de la línea ADAPTA, como el de rosa de mosqueta o el de almendra dulce, ambos vírgenes y obtenidos de primera presión en frío.

Esto es todo lo que puedes hacer con el bálsamo calmante:

En el cuero cabelludo: hidrata, regenera y aporta elasticidad.

Perfecto para los casos de alopecia, procesos oncológicos o tratamientos específicos de cuero cabelludo.

En el cabello, como pre-mascarilla: solo o combinado con el aceite de almendra rehidrata la cutícula de tu melena.

En el rostro, como mascarilla: un día a la semana, combinada con el aceite de rosa de mosqueta, es una supercura para las pieles muy deshidratadas.

Como mascarilla corporal: tras una exfoliación profunda con guante de crin, aplica el bálsamo calmante mezclado con tu aceite favorito en zonas concretas: como codos, rodillas, manos y pies… que se renutrirán y volverán a la vida.

En resumen, un todoterreno para las pieles sensibles cuando están deshidratadas.

Sus ingredientes-milagro

Todos son de lo mejorcito de la industria cosmética. Ahí van:

Avena Sativa: tiene efecto antiinflamatorio, calmante, limpiador e hidratante. Además, protege la piel de agresiones externas y mantiene su pH.

Aloe Vera: limpia en profundidad, hidrata, regenera, nutre y protege.

Aminoácidos, vitaminas y minerales: ayudan a nutrir y revitalizar la piel y el cabello.

Ácido cítrico: es un ácido orgánico que se utiliza en muy baja proporción y que ayuda a reducir el pH de la piel actuando como antioxidante.

Publicaciones recientes

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

Tenemos mucho que contarte: contenido de tu interés, novedades, regalos y atención exclusiva para ti.

Abrir el chat