La depresión es una enfermedad

Sí. Así es. Y el 13 de enero es el Día Mundial de Lucha contra la Depresión, incidimos en este titular porque creemos que a la depresión no se le ha dado ni se le da la importancia que tiene.

¿Las razones? Una de ellas, y quizá la más importante, es la vergüenza. Vergüenza que nos ha llevado a minimizarla y hablar de ella en diminutivo, -está con ‘depre’-, a creer que es una cuestión de voluntad, -es que no sale de casa-, o pensar que es un asunto de personas tristes.

Nada más alejado de la realidad.

Un ejemplo: la ansiedad y el estrés están “mejor vistos”, parece que los sufren personas activas y productivas. Por eso no hay demasiado problema en hablar de ellas. Sin embargo, la depresión, por modernos que nos creamos, sigue siendo un tema tabú.

La buena noticia es que, según los expertos, sí hay decisiones que se pueden tomar para ahuyentarla. La razón es que esta a menudo aparece por repetición de frustraciones que no son gestionadas debidamente. Y no son tratadas como merecen porque no se les da importancia.

Esa es la pescadilla que se muerde la cola.

Y es que no damos importancia al bienestar. ¿Por sentimiento de culpa? ¿porque nuestra educación nos lleva a ocuparnos primero de los demás que de nosotras mismas? ¿porque parece egoísta pensar antes en una?

Para desmontar esta creencia, te recordamos un asunto aéreo. ¿Por qué crees que en las recomendaciones en caso de despresurización de la cabina de un avión, la tripulación recuerda antes de despegar que el primer gesto es ponerse la propia mascarilla de oxígeno?

Porque, de otro modo, no se podría ayudar a NADIE.

Dicho esto, aquí van los consejos recopilados de los expertos para ahuyentar la depresión y/o qué hacer si notamos algún síntoma en nosotras o en nuestro entorno.

La prevención es clave

autocuidado mujer mayor
  • El deporte es el mayor ahuyentador de depresión. Como lo lees. Y con mucha distancia de los demás. Las endorfinas (las hormonas de la felicidad) que segregas mientras lo practicas, son mano de santo. ¿Cuál? Como mínimo salir a caminar todos los días media hora a ritmo normal.

Es vital instaurar la actividad física como hábito diario. Y no vale sólo ir andando a todos los lados. Han de ser 30 minutos sólo caminando, sin otra intención que la de caminar.

  • Practicar meditación o yoga al menos dos días a la semana es el mayor equilibrante de cuerpo y mente.
  • Planea actividades con tus seres queridos al menos una vez al mes. Y pide a tus amigos más queridos que te incluyan en sus planes. Y que te insistan.
  • Revisa tu alimentación. Prioriza las verduras y las legumbres a los hidratos de carbono, la fruta a los lácteos, el pescado a la carne, el azul al blanco, y la carne blanca a la roja. Muchos estudios demuestran que la mala alimentación puede generar sentimientos negativos.
  • Respeta tus horarios y rutinas. Aunque te parezca aburrido, nos pasa como a los bebés: la garantía de tranquilidad y estabilidad es tener en cuenta sus horas para alimentarse y descansar. No juegues con tu rutina.
  • El tiempo es importante. Si sientes que tu sensación de tristeza, desasosiego, ganas nulas de hacer cosas que antes te gustaban, deseo de no ver a nadie o llanto sin justificar, y esto se alarga más de dos semanas, consulta con tu médico de cabecera. No es broma.

Cómo ayudar a otros

depresión
  • Acércate a la persona, trata de comunicarte con ella sin juzgarla (esto es importantísimo). La clave no es tanto consolar o minimizar el estado de la persona, porque te desconectarías de lo que sienten. Sólo necesitan compresión acerca de lo que están sintiendo.

Para ellos, lo esencial no es lo que les vas a decir sino saber que no están solos, que se encuentran acompañados por alguien que no los está juzgando.

  • Informa a alguien muy cercano de su entorno acerca de lo que estás viendo. Es importante que su estado sea conocido por sus seres queridos. A menudo la persona en cuestión no tiene ganas de ir al médico, piensa que la depresión no es un estado de ánimo.

Insistimos. Es una enfermedad. Y hay que tratarla como tal.

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*