Por qué regalarte esto para 2024

Siempre pensando con qué sorprender a la personas que más quieres… ¿A ti también te divierte más encargar algo para alguien que elegir algo para ti? Pues te animamos a que cambies el “chip” y elijas regalo para empezar el año con el mejor de los pies.

Para este año que vamos a estrenar dentro de unas horas te proponemos hacerte regalos, pero ninguno material. Sólo nos gustaría que valoraras la importancia de dedicarte mimos y cuidados para ti. Aquí van algunas ideas:

¿Y si pruebas la meditación?

mujer meditando

Dicen los expertos (y nosotras lo corroboramos) que es la actividad relacionada con el bienestar mental que más beneficios procura en relación con el esfuerzo que requiere. Haz oídos sordos a todas esas personas que dicen que “no saben meditar”.

¿La razón? Que no hay que saber. La gracia de meditar precisamente está en que cada vez que te sientas a practicar empiezas de cero, porque no se aprende a dejar la mente en blanco. Sin embargo, el provecho de hacerlo es enorme, tanto a corto como a medio y largo plazo.

Entre las principales ventajas de meditar está el descenso del estrés y la cháchara mental, y el aumento de la relajación muscular y de la capacidad de enfocarse en tareas cotidianas.

5 minutos al día contigo

Pero esta vez, no meditando, sino limpiándote de la actividad del día para reposar, descansar y fluir. Cuando llegues a casa por la tarde para no salir ya, regálate unos minutos para desmaquillarte plácidamente y aplicarte tu rutina de noche.

Exactamente como si estuvieras en un retiro ‘beauty’.

limpieza facial

Masaje: placer y prevención

¿Cuántas veces has pedido cita para darte un masaje sin que mediara una contractura, una lumbalgia o una tortícolis? Si la respuesta es cero, abre la agenda, busca el día de tu cumpleaños y apunta: “pedir cita con “X”. Exactamente. Porque sí.

Vamos tan deprisa que no consideramos los tratamientos placenteros sin más. Podríamos escribir un libro con los beneficios de la prevención. Al ser invisible, no se le da importancia. Y lo cierto es que un masaje deportivo al mes, por ejemplo, nos libraría de muchas lesiones.

“Formar parte”, indispensable

Porque el autocuidado social también es importante, resérvate al menos una vez a la semana una cita con una buena amiga. O apúntate a aprender alguna actividad nueva que no hayas hecho nunca y que te procure al mismo tiempo formar parte de un grupo.

Lee bien

lectura

Cada año que pasa estamos rebajando la capacidad de mantener la atención, algo que tiene que ver con la ingente cantidad de estímulos a los que estamos sometidas cada día, por lo que leer en papel (mejor para la vista) puede ser una manera de neutralizar este efecto.

Leer aumenta la capacidad de reflexión, la retentiva, estimula la creatividad y da herramientas al talento para asociar ideas que pueden acabar enriqueciendo, y mucho, la propia vida.

Y recuerda que no importa tanto la cantidad como el hecho de instaurar el hábito. No importa si lees una página al día, incluso un párrafo, pero todos los días. Da el primer paso. Hazlo, sencillamente, por ti.

Y si hacerlo por ti no te parece razón suficiente, piensa cuánto te necesita tu entorno y tus seres queridos. ¿A qué ahora te parece más importante el autocuidado?

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*