¿Déficit de vitamina D? ¿en España?

Parece una broma, pero nuestro país, uno de los que cuentan con más horas de sol del espacio Schengen, tiene el récord de déficit de vitamina D. O sea, no él, sino quienes vivimos en España.

Sí, la vitamina D es justo esa que se activa gracias al ‘astro rey’ y cuya absorción máxima se produce en presencia de nuestro querido ‘Lorenzo”. Pues bien, hoy venimos a desvelarte este ‘expediente X’ que, de alguna manera, tiene su sentido.

¿Que en qué participa la vitamina D? En la fortaleza y estabilidad de los huesos, ya que ayuda a absorber el calcio. Pero no sólo eso: ahora se sabe que tiene importancia con respecto a la salud mental. Tanto que su carencia está asociada al deterioro cognitivo.

El asunto que nos ocupa hoy es que, a pesar de que España dispone de muchísimas más horas de sol que la mayoría de países europeos, los niveles plasmáticos de 25-hidroxicolecalciferol (25-OH-D o calcifediol) de los españoles se asemejan a los de los escandinavos. ¡Glups!

¿Algunas razones? La primera, es que siendo un país de sol, se ha demostrado que no nos exponemos lo suficiente, sino que nos lo limitamos eligiendo cada vez más espacios cerrados (¿tendrá algo que ver la adicción a las pantallas?).

Otros dos factores son la dieta y la obesidad. Pero también tiene que ver con la contaminación y el consumo de fármacos que podrían disminuir la absorción de esta vitamina por parte del intestino.

Sin embargo, los crecientes estudios sobre esta vitamina hablan de sus bondades, como provocar mayor resistencia a la insulina y proteger contra infecciones, contra accidentes cardiovasculares, y contra diversos cánceres, especialmente el de colon.

Pero sobre todo, amigas, una deficiencia de esta vitamina nos lleva directas a la osteoporosis en la menopausia (se estima hoy que más de dos millones de españolas la presentan en algún grado), lo que se traduce en pérdida paulatina de masa ósea, con la consecuencia de fracturas.

Entonces, ¿tomamos o no el sol?

Sí, siempre. Pero con protección y evitando las horas centrales del día. Porque ningún protector solar bloquea al 100% los rayos UVA, y porque el sol, además, es un gran generador de endorfinas: las hormonas de la felicidad.

Quizá exponerse al sol sin protección en las primeras o las últimas horas del día sería una buena indicación.

Y como no podía ser de otra manera, aprovechamos que los días se van haciendo cada vez más largos (se notaaaa) para empezar a asomar la patita de nuestra Loción Solar de ADAPTA, con SPF 50.

Te encantará su pulverizador con un sistema de dispersión que permite abordar todas las esquinas de tu cuerpo sin que parezca que estás jugando al ‘twist’.

loción solar con pulverizador

Pero además, para maximizar la vitamina D en tu cuerpo antes de decidir suplementarte, te recomendamos:

  • Aumentar tus minutos al día de ejercicio.
  • Consumir todo el pescado azul que puedas: caballas, sardinas, atún, bonito fresco, salmón, anchoas, y también moluscos y crustáceos. O sea, se trata de copiar los hábitos nutricionales de los nórdicos. Para ellos, el déficit de vitamina D es una cuestión política. Literal.

Pero si, a pesar de todo, tuvieras que suplementarte, es mejor que elijas un producto que lo combine con el calcio. Tendrás la estructura ósea más portentosa de la playa.

TE PUEDE INTERESAR

Entérate antes que nadie…

Política de privacidad*